¡Se acabó la fiesta, chilangos! A partir de este sábado, 13 de agosto, el precio de las gasolinas va a subir. Esto se debe a que el Gobierno de México ha decidido retirar parte del estímulo fiscal, mejor conocido como subsidio. 

Te explicamos cómo va a estar la movida 

Desde marzo de este año, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador le encargó a la Secretaría de Hacienda de dar estímulos a los combustibles, es decir, una inyección de dinero para que el precio de la gasolina no aumentara. Como sabes, la guerra en Ucrania y la inflación en el mundo, han provocado que los precios del petróleo aumenten. 

Pero a partir de agosto, la Secretaría de Hacienda ha reducido este subsidio. Según el acuerdo publicado este viernes en el Diario Oficial de la Federación, los consumidores deberán pagar una fracción del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS). El estímulo fiscal que aportaba el Gobierno mexicano, que hasta este viernes fue del 100%, hoy se reduce a 94,12%, por lo que los consumidores tendrán que pagar 0,3220 pesos por cada litro de gasolina Magna. 

Parece poco, pero de litro en litro, se hace una lanita. Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para la segunda semana de agosto, el precio promedio de la gasolina Magna es de 22.07 pesos por litro. Con la reducción del subsidio, el precio será de 22.39 pesos. Si tú acudes a una estación de gasolina y pides unos 30 litros de combustible en una parada, pasarás de gastar 662.1 a 671.7 pesos por la misma cantidad de gasolina.

Si usas gasolina Prémium, te tenemos malas noticias, porque el aumento es mayor: se trata de una segunda reducción al estímulo fiscal. Mientras que la semana pasada, la gasolina Prémium tuvo una reducción del subsidio a 92.23%, a partir de este sábado la aportación que dará el Gobierno será de 73.34%, por lo que el litro de gasolina Prémium subirá 1.2828 pesos. ¡Agárrate! Si tomamos precios promedios publicados por la Profeco, el litro de este combustible pasará de 24.02 a 25.3 pesos, un incremento significativo para quienes usan este destilado. 

Esta es la segunda vez que el Gobierno de López Obrador decide recortar el estímulo fiscal a los combustibles, tras cinco meses de financiamiento a los combustibles para evitar el estigma de los “gasolinazos”, las precipitadas subidas en el precio de la gasolina que marcaron buena parte de la administración de Enrique Peña Nieto tras la Reforma Energética de 2017.

Así que esto no es un gasolinazo como tal, pero sí que nos recuerda la vieja época de los aumentos, ¿no crees?

Recuerda que en la aplicación de Auto Chilango, puedes consultar las estaciones de gasolina más cercanas a tu ubicación, así como el precio que maneja cada una en el litro de gasolina, para que tomes la mejor decisión. 

¡A ahorrar gasolina, conductores chilangos! 

Facebook Comments

Deja un comentario