¿Qué crees que pasa si te quedas en la cama seis meses? Te decimos qué hacer. 

Clásico: tú y tu pareja comparten el coche y dejas el tuyo en el garaje por más días de los que pensabas (porque es cómodo que alguien más maneje por ti). O tal vez se te hizo tarde y pediste un servicio de transporte (Uber, Cabify, Didi) y dejaste tu vehículo en casa más días de los que pensabas. O tal vez te cambiaron el engomado y decidiste dejar tu auto solo para los fines de semana porque no puedes circular tanto. 

Tal vez parezca buena idea, por la comodidad que representa, pero un auto se asemeja mucho a un cuerpo: si no los utilizas, pueden acabar por descomponerse. ¿Qué crees que pase? 

Muchos creen que dejar un auto en un estacionamiento es mejor que dejarlo en la calle, pero esto es un error. Si dejas tu auto parado (aunque no sea por un periodo de meses), algunas piezas pueden llegar a oxidarse y que los niveles de fluidos necesarios se asienten. 

En Auto Chilango consultamos con expertos mecánicos las principales desventajas que tiene dejar tu auto estacionado mucho tiempo: 

1. Se descarga la batería. Es lo primero que se descompone. Al tratarse de un impulso eléctrico que alimenta la ingeniería del auto, si no provocas un ‘chispazo’ o no lo enciendes en un periodo mínimo de una semana, la batería empezará a quedarse sin energía. Y entre más tiempo permanezca tu auto sin encender, será más grave. Si no quieres que esto pase, arranca el motor por lo menos una vez cada siete o MÁXIMO cada diez días. 

2. Las llantas pierden aire y se agrietan. Dependiendo de las condiciones en que dejes tu vehículo (al aire libre, techado o en condiciones de sol y sombra) las llantas van a dejar de estar infladas y el caucho con el que están hechos los neumáticos comenzará a agrietarse. Lo mejor para esto es dar paseos cortos por lo menos una vez a la semana. 

3. Se va a ensuciar mucho. Si crees que taparlo con una lona va a hacer la diferencia, lo sentimos: estás equivocado: tanto la carrocería como las vestiduras se llenarán de polvo y mugre (a menos de que lo guardes al vacío). Si de plano vas a salir de viaje por un rato, te recomendamos ponerle una buena capa de cera para que no sea tan difícil limpiarlo después. 

4. El aire acondicionado dejará de funcionar bien. Una de las bases para que el sistema de enfriamiento funcione bien es que los gases circulen. Si dejas tu auto parado por unos días, estos gases se van a asentar. Para que esto no suceda lo mejor es prender y conducir tu auto de vez en cuando (y no solo los fines de semana). 

5. Frenos en peligro. Los mecánicos recomiendan cambiar por lo menos una vez al año el líquido de frenos para que estén bien lubricados. Aunque es uno de los líquidos que más tardan en evaporarse, si dejas tu auto parado por más de tres semanas, es probable que tengas mucho más problemas al frenar. 

¡Que esto no te pase!

Recuerda que en la aplicación de Auto Chilango puedes checar cuáles son los talleres mecánicos más cercanos a ti para que no sufras por este tipo de inconvenientes.

Facebook Comments

Deja un comentario